10 restaurantes donde comer en el Cabanyal

merca canbayal

10 restaurantes donde comer en el Cabanyal

1080 864 Cristina

En Vortex Coworking Playa tenemos una ubicación privilegiada: entre El Cabanyal y la Marina, a pasos del mar y la playa y rodeados de una gran oferta gastronómica y cultural. Muchos de los miembros nuevos recién llegados a nuestra comunidad nos piden recomendaciones sobre dónde comer en Valencia (especialmente en nuestro barrio), así que para no repetirnos tanto hemos decidido convertir y organizar las recomendaciones orales de nuestra comunidad en tres posts:

El barrio el Cabanyal está de moda pero consigue mantener su esencia y autenticidad. Combina algunos de los restaurantes más tradicionales y con historia de Valencia con proyectos nuevos que fusionan lo tradicional con toques modernos y creativos. Incluso en los últimos meses hemos visto llegar al barrio alguna opción internacional más que interesante. En el listado empezaremos por los más formales y tradicionales y continuaremos con los más casual y desenfadados, perfectos no solo para comer o cenar sino también para un aperritivo o afterwork; la comunidad de Vortex Coworking es clientela de muchos de ellos.


  1. Casa Montaña

Fundada en 1836, fue y es un “espacio de encuentro” que invita a la conversación. Casa Montaña es uno de los restaurantes más míticos y antiguos del barrio de El Cabanyal, incluso de Valencia. Reconocido internacionalmente por las mejores publicaciones de viajes y gastronomía, tiene una carta de tapas, un menú de la casa por 30€ y una carta de vinos (su especialidad) amplia y cuidadosamente seleccionada. Algo único en Valencia (incluso en el mundo) que ofrecen aquí es la posibilidad de tomar por copa grandes vinos, entre otros un Vega Sicilia. También organizan seminarios de vino con cena.

Casa Montaña restaurantes más míticos y antiguos El Cabanyal


  1. Casa Guillermo

Famosa por sus anchoas desde 1957. Acogedor, tradicional, elegante y familiar. Bocadillos exquisitos y raciones a base de producto local y de temporada; clóchinas valencianas, croquetas variadas y su famosa titaina; un plato tradicional de los poblados marítimos, un sofrito a base de pimiento rojo, tomate, ajo, piñones y ventresca de atún salada. Perfecto para una comida de negocios o entre amigos.

Sus anchoas tienen gran fama; las traen desde la costa cántabra


  1. Bodega Anyora 

Vermú, vinos y platos tradicionales con toque personal del chef que los hace únicos; descripciones que hacen la boca agua y una presentación (dentro de lo tradicional) instagrameable. Bodega Anyora se centra en la materia prima, el mar y la huerta valenciana… y la casquería. ¿Algunos ejemplos? Chuletón de tomate con mango aguacate y gamba blanca, platos combinados, bravas, etc. y para los más “casqueros”, figatells, crestas de gallo y langostinos, riñones de conejo encebollado, oreja a la plancha con patata ahumada y mojo de hierbas y ese morro con anguila que ya es una bandera.


  1. Mar d’Amura

“Mar d’Amura” significa mar de proa, el cual trae las olas suaves de un viento lejano. Restaurante nacido con la idea de mantener la esencia del Cabanyal y comer como en casa a la vez que descubre tapas más elaboradas e innovadoras en la presentación. Los fines de semana ofrecen como plato especial la opción de paella o arroz, cada día de un tipo diferente. Cuenta también con opciones para celíacos y veganos. Además de la comida, ¿qué lo hace tan especial para nosotros? Entre la oferta socio-cultural que ofrecen hay sesiones flamencas semanales que muchas veces acaban en jam flamenca en la que los propios vecinos del barrio participan. Un planazo.

Su nombre, “Mar d´Amura”, significa mar de proa


  1. Bodega La Peseta & El Clavo

En una de las calles más animadas para el vermú del fin de semana o para el afterwork de entresemana, La Peseta y el Clavo están el uno al lado del otro y son nuestros favoritos en esta calle. El Clavo tiene un horario más extenso; abre los lunes (es de los pocos en el barrio) y por las tardes abre antes que la Peseta. Nos gustan los dos y no hay por qué elegir: se empieza en uno y se acaba en el otro. O se continúa por cualquier de los otros bares de la calle, también buenísimos.

¿Qué se come aquí? Raciones, tapas, frío, caliente, tablas de queso, gildas y guindillas, pintxos de tortilla, vermu casero; ¿algo especial? El arroz al horno en calabaza de La Peseta.


  1. Malafama 

Malafama abrió hace poco más de un año y ha sido todo un éxito en el barrio. Por las tardes tiene una barra de pintxos variada al más puro estilo vasco con opciones veganas y vegetarianas; los días que hace bueno, la terraza con mesas y taburetes altos se abarrota y se crea un ambiente de afterwork muy chulo. A mediodía tiene un riquísimo menú diario a precio asequible. Somos muy fans de Malafama, tanto que la cena de Navidad el año pasado la celebramos aquí.


  1. Festinar 

Festinar, otro nuestros lugares favoritos para el afterwork. Y ya no solo por lo cerca que queda de Vortex Coworking Playa (2 minutos andando desde el espacio), sino spor us Jazz y Jam Sessions de los jueves y por sus deliciosas pizzas individuales a 1€ las tartaletas y el hummus. Un plan informal, interesante y divertido.


  1. Ona Restaurante

El primer restaurante internacional que hemos visto llegar al barrio (dejando a un lado los italianos, que hay muchos y muy buenos). Cocina popular chilena y las culturas aborígenes, que cuenta, además, con una carta de vinos exclusivamente chilenos, y todos los que conocemos que han ido se han enamorado de la comida. Un must.


  1. El Viento Bar & El Ultramarinos & Bar la Paca

No tienen nada que ver entre ellos, pero los ponemos juntos porque están muy cerca (El Viento y el Ultramarinos uno en frente del otro) y también muy cerca de Vortex Coworking Playa. Son los que más frecuentamos y los que más nos gustan a los miembros de nuestra comunidad.

EL Viento es el que más nos gusta para cenar a base de raciones, tapas, bocadillos o hamburgues: la titaina, su peculiar ensaladilla rusa o las patatas bravas. Además, puedes alargar la velada porque después de cenar cambia el ambiente a copas y muchas noches también hacen conciertos. El plan completo.

El Ultramarinos es la típica tienda de ultramarinos convertida en un bar de tapas y raciones con mesas y taburetes altos; conservas, tablas de embutidos y queso, patés, etc. Ideal para una primera caña o picoteo, aunque la carta es más limitada para cenar que en el Viento. Muy buena la selección de carta de vino por copas, que además cambian con frecuencia.

El Bar la Paca, decorado con pinturas, fotografías antiguas, espejos y recortes de periódico y conocido en Valencia por tener las mejores tortillas. Por supuesto, también cuenta con tapas variadas como pescado ahumado, queso manchego, humus y opciones veganas. Está “hermanado” con Bodega La Peseta y los fines de semana para el vermú también tiene ambientazo. El vermut casero, con hielo, una aceituna y una rodaja de naranja, está buenísimo.


  1. Mercabanyal

¡Por fin un mercado al aire libre en el barrio! Recientemente abierto, Mercabanyal es un espacio al aire libre de 1.200 metros cuadrados dedicado al disfrute gastronómico y las primeras horas del ocio nocturno. Este mercado urbano construido a partir de contenedores de barco y alberga en su interior varios espacios diferenciados y que van ampliado: El Tallat (café), El Bar, La Freiduría, El Ultramarinos, La Paraeta y Pizza Lab. Otro planazo para el afterwork y para el fin de semana.


Hay mil sitios más, lo sabemos.Y seguro que hemos dejado fuera de la lista buenísimas alternativas que no conocemos. Así que si crees que falta alguno o has descubierto algo único, no dudes en dejar tu comentario y ponernos al día. Y si quieres conocer nuestras recomendaciones en la playa de Valencia, haz click aquí.

 

Que aproveche 😉

0/5 (0 Reviews)
SHARE
  • José Luis Marcos Gomez 6.11.2018 at 01:25

    Hola Soy José Luis.
    Gerente De La TABERNA CASERA
    Os Ofrezco Nuestro Comentario Y Os Damos Las Gracias
    Por Darnos La Opinión Tan Positiva..
    De Nuestro local..

Dejar una Respuesta

X