Nueva ley del teletrabajo: 4 claves para el Coworking

Nueva ley del teletrabajo: 4 claves para el Coworking

Nueva ley del teletrabajo: 4 claves para el Coworking 500 375 Cristina Primo

Mónica Sentieri, directora de la proptech elworking.com – web especialista en espacios de trabajo – nos describe en el siguiente blog cómo puede transformar los espacios coworking la reciente aprobación, el 22 de septiembre de 2020, del Acuerdo de Trabajo a Distancia (ATD), la que tendrá sin duda consecuencias importantes en el entorno de todos los espacios de trabajo, y en el desarrollo de nuestra vida laboral.

Parece que la pandemia ha mostrado esta forma de trabajar como un mecanismo eficaz para la prevención frente al contagio del virus, mientras se mantiene la actividad económica del país.

A partir de ahora, esta nueva legislación regulará las relaciones laborales que se desarrollen a distancia con carácter regular, es decir, cuando al menos el 30% de la jornada de trabajo se realice a distancia durante tres meses (o su parte proporcional).

A continuación analizaremos los 4 factores de esta normativa que inciden de forma positiva en los espacios colaborativos, conocidos como coworking o centros de negocios.

1.- Mantenimiento de equipos y herramientas

La normativa recoge el derecho que tienen las personas que trabajen a distancia a la dotación y mantenimiento adecuado por parte de la empresa, de todos los medios, equipos y herramientas necesarios para el desarrollo de la actividad, garantizando la atención precisa en caso de dificultades técnicas.

En un coworking o centro de negocios todo esta preparado para empezar a trabajar; mesa, silla, iluminación, climatización, sistema de renovación del aire, y hasta la cafetera lista para cuando el sueño aprieta. Solo tienes que encender el ordenador para empezar tu jornada.

En este sentido, para la empresa o persona contratante, podrá resultar más sencillo que los trabajadores elijan un espacio de trabajo donde todos estos medios y herramientas están instalados para su uso inmediato, evitando con ello la gestión individualizada de la compra y mantenimiento de este equipamiento en el domicilio particular de cada persona.

Para el trabajador será sin duda más atractivo disponer de un espacio de trabajo próximo a su casa donde todo este preparado y en funcionamiento, frente a la opción de tener que destinar un espacio de su vivienda para dichas tareas laborales.

2.- Derecho al abono y compensación de gastos

Se establece que el desarrollo del trabajo a distancia deberá ser sufragado o compensado por la empresa y no podrá suponer coste alguno para la persona.

En los centros de negocios ó coworking se establecen tarifas mensuales por puesto de trabajo. Estas tarifas o membresías van en función del tipo de espacio y servicios que se necesiten; puesto de escritorio no fijo (conocido como hot desk), puesto fijo, u oficina privada con capacidad para varias personas, como es el caso de Vortex Coworking en Valencia.

Para la empresa resultará mejor opción pagar estas cuotas mensuales por persona frente al desembolso de la inversión en mobiliario e instalaciones que cada vivienda necesite, ya que la amortización, así como la gestión de todo ello, será sin duda mayor que el coste de cualquier tarifa por la que se opte en uno de estos espacios colaborativos.

Para el trabajador será más cómodo no tener que invertir tiempo en el envío de facturas y detalles de gastos a la empresa de forma recurrente (luz, agua, wifi, etc), evitando horas de trabajo puramente administrativo para ambas partes.

3.- Derecho a la prevención de riesgos laborales

La nueva normativa establece que la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva del trabajo a distancia tendrá en cuenta los riesgos de esta modalidad de trabajo (psicosociales, ergonómicos y organizativos).

Una de las características fundamentales de los espacios colaborativos son las áreas comunes para el descanso, esparcimiento y la colaboración (futbolines, cafetería, ping-pong, salas de reuniones etc). La utilización y acceso a estas zonas permiten a los miembros relacionarse, compartir experiencias, ideas y talento.

Para la empresa será más seguro que las personas desarrollen su labor en un entorno de trabajo que cumple, por si mismo, la normativa de prevención de riesgos laborales, evitando al mismo tiempo el temido aislamiento social propio de las actividades realizadas en el hogar.

Para la persona será mas viable optar por esta fórmula, ya que la propia configuración de muchas viviendas, y la dinámica del entorno familiar, impiden en muchas ocasiones la concentración y el silencio necesarios para el desarrollo de la actividad profesional.

4.- Derecho a la formación

Las empresas deberán adoptar las medidas necesarias para garantizar la participación efectiva en las acciones formativas de las personas que trabajan a distancia, así como la formación necesaria para el adecuado desarrollo de su actividad.

Los mayoría de los espacios coworking disponen de salas de reuniones, cabinas para llamadas o videoconferencias, e incluso salones de actos, lugares donde poder recibir formación, tanto presencial como ‘on line’, que son alquiladas o reservadas por los usuarios en función de sus necesidades.

Para la empresa esta serie de servicios añadidos facilita de forma exponencial sus alternativas para hacer llegar la formación a sus trabajadores, y para la persona supone otra herramienta extra de la que no dispondría en su domicilio particular.

La realidad es que a raíz de la aprobación de esta nueva legislación, son muchas las empresas que están optando por ofrecer a sus equipos la opción de trabajar desde un espacio colaborativo por la:

  • Flexibilidad: plazos de permanencia cortos adaptados a tus necesidades
  • Inmediatez: todo preparado para empezar a trabajar cuando se quiera
  • Colaboración: evitar el aislamiento y fomentar el intercambio de ideas
  • Gestión: olvidarse de las tareas administrativas y servicios de la oficina
  • Diversidad: Relacionarse con diferentes disciplinas fomentando la creatividad

Así que todo parece indicar que estos entornos de trabajo, conocidos como coworking o centros de negocios, resultan ideales para esta nueva realidad laboral que hoy nos acompaña.


Mónica es actualmente la directora de la proptech ElWorking , portal de búsqueda de Espacios de Trabajo. Licenciada en Económicas y con un máster en el IE, ha desarrollado su trayectoria profesional en empresas como PwC, Broseta Abogados o CBRE.

0/5 (0 Reviews)
SHARE

X